Ventajas e inconvenientes de los tratamientos para reponer dientes

La ausencia de dientes afecta a la función masticadora y al bienestar de la boca, además de perjudicar a la estética facial.
Cuando perdemos un diente o varios, tendemos a masticar con unas zonas más que otras, lo cual hace que los dientes se desgasten o sobrecarguen más. De ahí que se produzca un desequilibrio en el sistema masticatorio que puede acarrear otro problemas en las musculatura facial o en las articulaciones.

La pérdida de piezas dentales también implica que los dientes se muevan o se separen. Como consecuencia de estos desplazamientos comenzarán a aparecer caries, inflamación en las encías o enfermedades periodontales.
La hipersensibilidad en los dientes también puede aparecer tras perder una pieza, ya que la raíz o raíces de los dientes se salen del hueso y la encía. Esto también podrá ocasionar la aparición de caries ya que las bacterias tendrán más fácil acceso.

Estas situaciones, si no se corrigen con el tratamiento dental adecuado, siempre irán a peor. Para evitarlas la mejor opción es someterse a un tratamiento para reponer los dientes perdidos. Recurre a un especialista en implantología dental para que aporte la solución más adecuada para poner fin al problema y evitar secuelas.

Ventajas e inconvenientes de tratamientos para reponer dientes

Dentaduras postizas

Las dentaduras postizas reemplazan los dientes que se han perdido. Podemos encontrar dos tipos de tratamientos para reponer dientes:

Las dentaduras postizas son la opción más simple para recuperar dientes perdidos, pero si bien es cierto es una solución que puede causar molestias al principio o una sensación extraña en la boca de los pacientes.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta cuando se elige una dentadura postiza es que con el paso del tiempo necesitará ser reemplazada si ha habido desgaste o ser ajustada para que encaje bien.

Por lo general estas dentaduras postizas se mueven muchísimo, por lo que habrá que usar continuamente adhesivos. También necesitan unos cuidados especiales, ya que no es extraño que aparezcan manchas. Sin olvidar que pueden provocar llagas en las encías, una de las cosas que peor llevan los pacientes junto con los problemas de fijación.

Implantología inmediata

La gran demanda estética por parte de pacientes y los avances en técnicas dentales ha llevado a la aparición de la implantología de carga inmediata. Se trata de unos implantes en los que la prótesis (corona) se coloca en menos de 24 desde que se hace el implante. De este modo es posible restaurar las piezas dentales perdidas en muy poco tiempo a diferencia de lo que ocurre con otros tratamientos de implantología dental.

Entre sus principales ventajas, además de una breve intervención, incluso cuando hay que extraer alguna pieza, es que los pacientes pueden mantener una dieta sólida en todo momento.

Con la implantología dental inmediata es posible tener unos dientes estéticos, fijos y funcionales en cuestión de unas horas y sin necesidad de preocupaciones posteriores. Para ello, será necesario acudir a una clínica especializada en implantes dentales.

Implantología convencional

La implantología dental convencional es la más acertada cuando los pacientes no cumplen con algunos de las condiciones requeridas para realizar un implante dental inmediato.

Los implantes convencionales son recomendados en pacientes que no tienen suficiente hueso, también para aquellos que tienen hábitos como el rechineo de dientes o se muerden las uñas.

Este tipo de implante dental clásico es mucho más largo y causa más molestias que, por ejemplo, un implante inmediato. Por lo general y si no hay complicaciones, el tratamiento se realiza en 3 fases.

Durante la primera cita se lleva a cabo una cirugía para extraer los dientes. Posteriormente habrá que esperar entre 3 y 6 meses para volver a la clínica y someterse a otra cirugía para colocar los implantes. Por último, en una tercera cita, 4 o 6 meses después, se colocarán los dientes.

La principal diferencia entre un tratamiento para reponer dientes de inmediato o convencional es el tiempo que transcurre entre uno y otro. Con la implantología dental de carga inmediata se acortan muchísimo los tiempos de espera, las molestias y no existen problemas de fijación. De ahí que sea uno de los más solicitados.

Pedir cita gratis en Clínica Molina Dental Lepe Huelva e Isla Cristina